sábado, 28 de febrero de 2015

SALUD PEPE!

Se cierra el período de gobierno del Compañero José "Pepe" Mujica.
Aclaro de antemano que hace cinco años no me terminaba de convencer la idea de que el Pepe fuera el candidato a la presidencia por nuestro Frente Amplio, sin embargo, un sin fin de acontecimientos durante su mandato, me hicieron ver la real dimensión de este Presidente que me llevan -al menos- a manifestar públicamente mi agradecimiento (aunque está claro que él no me leerá).
El Pepe ha sabido lidiar por 60 meses con detractores que quisieron ningunearlo, destratarlo, insultarlo, desacreditarlo, ridiculizarlo y hacerle en general todos los desaires posibles (y los imposibles también).
Pero lo que sus opositores (aunque nunca lo admitan) no podrán negar jamás, es la dimensión universal de Pepe, que ha llevado a nuestro país a los principales portales informativos del mundo.
Su forma de ser, de decir, de vivir, de pensar, de actuar y de brindarse son citadas y reproducidas en el mundo por mandatarios, pensadores, periodistas, artistas y personas de las mas diversas profesiones y oficios.
Artistas y personalidades que han visitado nuestro país, han visitado al Pepe y resaltaron en sus respectivos espacios virtuales los encuentros. Glenn Close, Aerosmith, la banda Calle 13, Joaquín Sabina, Sean Penn y Joan Manuel Serrat resaltaron las cualidades del mandatario (recientemente Serrat señaló: "puede que el mundo no sepa dónde está Uruguay, pero sí quién es Pepe Mujica").
Quizás lo más increíble y anecdótico sea lo que sucedió cuando coincidieron León Gieco y Fher (vocalista de Maná), quienes espontáneamente acompañaron a Pepe y a su esposa (la Senadora Lucía Topolansky) al Hospital Vilardebó (un centro de atención público para pacientes mentales).

De más está hablar del respeto que le profesan los mandatarios de toda América y el mundo. Basta señalar el hecho de que el gobierno nipón le entrega a todos los escolares de Japón, un libro infantil inspirado en el discurso que dio Mujica en la conferencia "Río más veinte" y en la Asamblea de Naciones Unidas.
Una encuesta reciente indica que el Presidente cierra su mandato con el 65% de aprobación (guarismo similar al que tuvo su antecesor y sucesor, el frenteamplista Tabaré Vázquez), señal clara del reconocimiento de un pueblo que -aún con reparos- reconoce en Pepe su humanismo y su condición de hombre cercano al pueblo.
Otro dato pintoresco es que el cineasta y músico Emir Kusturica está terminando de realizar un documental sobre el Presidente uruguayo, cuyas últimas tomas se realizarán mañana cuando entregue la banda presidencial al Dr. Tabaré Vázquez.
José "Pepe" Mujica ha sido a lo largo de su vida muchas cosas. Se inició a la vida política como militante del Partido Nacional, luego fue integrante del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros (MLN-T), organización que intentó derrocar un gobierno a través de las armas, inspirados en la revolución cubana de Fidel Castro. Por ese motivo tuvo que refugiarse en la clandestinidad. Fue encarcelado y huyó en uno de los episodios más increíbles de la historia carcelaria uruguaya. Nuevamente capturado, entonces por una cruenta dictadura, fue uno de los rehenes cuya pena -en caso de una acción armada- era la muerte. Estuvo recluído por más de una década en condiciones infrahumanas, llegando incluso casi a la locura. Liberado ya en democracia fundó el Movimiento de Participación Popular y fue electo primero Edil por Montevideo, luego Diputado, en la siguiente legislatura Senador (aunque ocupó el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca) y finalmente pre candidato a la Presidencia, candidato único por el Frente Amplio y segundo Presidente del Uruguay en representación de la fuerza de izquierda.
Pero Pepe es mucho más que eso, es la señal de identidad del pueblo uruguayo. Un hombre que pudiendo acceder a todas las comodidades a las que ningún presidente uruguayo rechazó antes, prefirió mantener su modo de vida sencillo, porque según él "hay que vivir como vive la enorme mayoría de la población uruguaya", y fiel a ese modo de pensar, puso en venta una propiedad presidencial en el principal balneario uruguayo (Punta del Este).
Y fiel a su modo de vida, siguió usando su mismo vehículo (un Volkswagen escarabajo del año 1980), concurrió a un cambio de Ministro en verano con bermudas y sandalias que permitían ver sus pies de aspecto rústico (los que le dieron a la oposición -pobre en argumentos- algo para criticar), mantuvo su hablar descuidado y prolifero en epítetos impropios de un primer mandatario.
Es que es a ESE Pepe al que votamos y elegimos.
Quizás a otros les moleste y aprovechen para desnudar sus ansias de revancha por haberles ganado (no una, sino varias veces), pero también es cierto que si hubiera cambiado todo eso luego de asumir la magistratura, hubieran dicho que su postura era "un producto" para ganar una elección.
Ayer recibió el Pabellón Nacional arriado de la Plaza de la Independencia, junto a un puñado del pueblo que lo acompañó en este acto protocolar. Le agradeció al pueblo y le prometió seguir siendo lo que siempre dijo que es: un militante.
Aseguró que seguirá luchando por un Uruguay mejor hasta su último aliento.
Qué personaje Pepe!!!
Como decía el Sabalero: "lindo haberlo vivido, pa' poderlo contar"
SALUD PEPE!!! GRACIAS POR PERMITIRNOS LA ALEGRÍA DE PODER CONTARLES A QUIENES VENGAN DETRÁS DE NOSOTROS, QUE CONOCIMOS UNA PERSONALIDAD DE ESAS QUE DEJAN HUELLA EN LOS PUEBLOS!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

manos sobre manos