miércoles, 9 de mayo de 2012

42

Durante mucho tiempo hice las cosas del modo correcto, porque entendía que ese era el modo de hacer las cosas... y no me fue bien.
Luego empecé a hacer las cosas del modo diametralmente opuesto. Provoqué el asombro generalizado. Nadie suponía que -justo yo- rompiera "las reglas" aceptadas y respetadas por la enorme mayoría... Tampoco me fue bien.
Hoy llego a los 42. Me encontré hace poco con una mujer hermosa y maravillosa, que sabe hacer de las cosas simples una fiesta. .Sin sobresaltos y sin rutinas. Simplemente disfruta la magia y no se distrae en complicaciones. Empezamos a construir el "nosotros".
Ya no hago las cosas del modo correcto ni incorrecto... aprendí que tengo que hacer las cosas A MI MODO. Sin intentar agradar a nadie, ni asombrar a nadie.
Parece que finalmente estoy aprendiendo a disfrutar.



2 comentarios:

  1. Como también tengo un blog, seré un poco malo, porque tengo claro que uno no siempre expresa las cosas exactamente como las tiene pensadas. Vistiéndome de psicólogo, analizaré:

    "Durante mucho tiempo hice las cosas del modo correcto, porque entendía que ese era el modo de hacer las cosas... "

    AL PARECER CUANDO HACÍAS LAS COSAS "CORRECTAS" ERA PORQUE ERAS VOS QUIEN ENTENDÍA QUE ERA LA ÚNICA FORMA VÁLIDA. VOS ERAS EL IMPORTANTE!

    "Luego empecé a hacer las cosas del modo diametralmente opuesto. Provoqué el asombro generalizado. Nadie suponía que -justo yo- rompiera "las reglas" aceptadas ..."

    Cuando diste vuelta la pisada, ahí empezaste a ver que los demás estaban asombrados.

    EN ESTE MOMENTO LOS DEMÁS Y NO VOS MISMO FUISTE EL IMPORTANTE!

    Sin duda que siempre el importante eres tú, solo que al ser padre también somos el espejo de esas personitas y más allá de no querer "decepcionarlos", también está el hecho que uno desea que "copien" las cosas que le van a ayudar a desenvolverse mejor en la vida.

    Yo solo te diré algo que una vez pensé cuando hice una muy buena obra y nadie se enteró (y nunca lo conté, o contaré).

    Yo creo que uno realmente se va convirtiendo en "una buena persona", cuando hace las cosas bien, cuando ayuda a los demás, no para que te aplaudan "ellos", sino para que sea uno mismo quien se sienta orgulloso y se de ese merecido aplauso.

    ResponderEliminar

manos sobre manos