jueves, 20 de noviembre de 2008

PORNOGRAFÍA INFANTIL NO


"Cada día que pasa, un número creciente de niños de todo el mundo son objeto de explotación y abusos sexuales. Es preciso poner fin a este fenómeno mediante una acción concertada a todos los niveles, local, nacional e internacional."

World Congress Against Commercial Sexual Exploitation of Children, Estocolmo 1996.

De todas las conductas reprobables, la pedofilia y la pornografía infantil son las más repugnantes.

Se me hace difícil (casi imposible) escribir algo sin caer en los calificativos más bajos, que no aportan nada pero que me nacen.

Es por eso que prefiero dejar que hablen, quienes tienen sobre sí, mucho trabajo y mucho tiempo dedicado a la noble tarea de advertir, a niños y padres, sobre las señales de alerta que se deben tener en cuenta para evitar ser víctimas de actos como éstos.

De todos modos, no quiero dejar de pasar la ocasión para referirme al modo en que estos hechos llegan a la opinión pública, y al rol que juegan los comunicadores a la hora de hacer públicos casos tan dolorosos.

Creo que estamos llegando a un punto, en el que los medios de comunicación (en especial la televisión) en el afán de sumar rating (que a su vez suma publicidad) agregan dramatismo a las situaciones dramáticas, perdiendo de vista la función intrínsecamente comunicacional, para dar paso al costado más emparentado con el show.

Es en ese juego, que pasa a un segundo plano el dolor de la víctima y sus familiares, para ocuparse -casi en exclusividad- del "hecho".

"Dar a conocer la noticia es lo importante", sostienen quienes defienden este modo de comunicar. Y me pregunto: ¿y el dolor de la víctima?, ¿no es eso importante?. ¿Por qué un niño o una niña que han sufrido en carne propia hechos tan asqueantes deben pasar -una y otra vez- por la situación dolorosa, relatándola?, ¿es acaso necesario exponer a un niño -luego que se le ha hecho víctima de algo horrible y vergonzante para sí- para dar una idea cabal del hecho?

Estamos cayendo muy bajo, en el intento de dar a las noticias un estlio "inforteinment" que tiene mucho de entretenimiento y poco de información.

Y lo peor de todo, es que -con o sin intención- eso no esta desensibilizando






3 comentarios:

  1. Yo amo a los niños, yo estoy con la causa...defenderlos y dejarlos vivir su infancia...sanamente, con amor y alegría.
    Besos para ti, muy buen post.
    mar

    ResponderEliminar
  2. ES muy buena causa... cada vez hay mas gente enferma en nuestra sociedad sea cual sea el pais y no les importa aprovecharse de su inocencia ...

    besos

    :)

    ResponderEliminar
  3. MAR
    Absolutamente contigo

    Angela
    Qué alegría encontrarte por acá nuevamente mi amiga mexicana!!!
    Besos a Emmanuell, Max y Chris

    ResponderEliminar

manos sobre manos