viernes, 14 de noviembre de 2008

ASÍ NO


En el día de ayer, el Presidente de mi país (Tabaré Vazquez) -en uso de sus atribuciones constitucionales- interpuso una observación (veto) a algunos capítulos del proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva, aprobado por el parlamento hace unos días (básicamente los que habilitan la interrupción del embarazo antes de la décimo segunda semana de gestación).

El primer presidente constitucional de un partido de izquierda, votado por una amplia mayoría de la población (entre quienes me cuento), decidió así imponer sus convicciones personales, su visión particular sobre un tema, por encima de lo que la ciudadanía mayoritariamente apoya.

Basó su objeción en que (según él) en los países donde se despenalizó el aborto hubo un incremento de esa práctica. Por supuesto, como en todos los casos en que se sostiene tal extremo, no se mencionan -con la precisión que amerita- países ni estudios que sirvan de sustento a tal afirmación.

Por otra parte, la senadora oficialista Margarita Percovich (defensora del proyecto) dijo a la prensa que el Presidente (que además es médico), le manifestó que su posición contraria a la despenalización del aborto "Fue un pacto con su generación de egresados de la Facultad".

El hecho de que el primer Presidente de una fuerza progresista decida imponer su visión sobre un tema tan sensible a la población (sobre todo a la de más bajos ingresos, que no pueden acceder a las clínicas de aborto más seguras y terminan en "carnicerías", poniendo en riesgo su vida) es un dato -por lo menos- preocupante.

Es incorrecto sostener que en los países en lo que se despenalizó el aborto, aumentó su práctica. Sencillamente porque mientras se trate de una práctica penalizada, no puede haber estudios con fundamento sobre la cantidad de abortos practicados clandestinamente.

Finalmente, si lo que empuja a nuestro presidente es un pacto generacional con quienes fueron sus compañeros de estudio, es simplemente inadmisible. El señor Presidente es Presidente de todos los uruguayos, no sólo de sus compañeros de generación de la Facultad de Medicina.

Me manifiesto abiertamente a favor de la despenalización del aborto, no porque esté a favor de esa práctica (plantear las cosas como "a favor" o "en contra" es simplificar estúpidamente todo), sinó porque considero que seguirá existiendo y debemos -como sociedad- brindarle a todas las mujeres, de todos los estratos sociales, las mejores condiciones a la hora de enfrentarse a una decisión que implica un riesgo sanitario altísimo.

Tristemente confieso, que hubiera preferido que mi presidente diera argumentos más firmes a la hora de defender una decisión que (seamos justos) ya había anunciado hace mucho tiempo, y no estas excusas baratas que no hacen más que bajar su estatura moral y política.

Texto del Veto del Poder Ejecutivo a la despenalización del aborto

7 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con vos Raúl... jamas estuve de acuerdo con el aborto y menos que se haga legal, una carnicera como decis vos... en donde corren peligro la vida de muchas mujeres!!! Sólo y aún asi con excepciones .. como por ejemplo una violación y que la persona que haya quedado embarazada decida o no tener a su bb. Creo que cada persona debe decidir sobre su vida y lo que si siento es que quizas debería haber muchas mas campañas de educación sexual!!! Un buen post para reflexionar u opinar ...Besos llenos de luz y feliz fin!!!

    PD. Hacía un tiemopito que no actualizabas... yahora me encontre con dos post...

    ResponderEliminar
  2. Es como si dijeran "ah, usted lo hizo, ahora embrómese", porque frente al hecho consumado no se le opone una atención especial a la mujer que se supone tiene el derecho de decidir si continúa o no con su embarazo, Prejuzgarán que el "no cuidarse" es un mal hábito, como el cigarrillo o el alcohol; que la víctima de un embarazo no deseado es un ser inferior que cede a la seducción de manera inconciente.
    En Argentina el tema (por presión del clero) no sólo fue "archivado" sino que la Justicia llegó a condenar como asesinas a mujeres desesperadas que abortaron en medio de una insensibilidad social francamente alarmante.
    Amigo, me he tomado el atrevimiento de agregarte al blogroll de "La otra mano", y te reitero que ese espacio está abierto para vos y para todos los que necesiten ampliar sus comentarios.
    Te felicito, no solamente por este post sino por tu blog en general
    Abrazo fraterno

    REL

    ResponderEliminar
  3. Que pena, primero que a uno le rompan un sueño, como lo rompe este señor que Uruguay tiene por presidente cada vez que habla, vota y presenta un proyecto, lo segundo que traidor a su partido primero y al pueblo entero después, ha demostrado ser Tabare, y por último, que pobre convicción, que pobre intelectual y que mal académico es este tipo.

    Yo estoy en contra del aborto, si me preguntan aconsejaría no abortar (por conocimiento de causa), pero nunca condenaría a quien lo hiciera, ni lo marginaría. El trabajo del ESTADO es velar por los intereses y la seguridad de todos su ciudadanos, si existe el aborto ilegal, el gobierno debe hacerlo legal (le guste a quien le guste y le cueste a quien le cueste) para poder proteger al ciudadano de los peligros que todo aquello que es ilegal conlleva, por lo tanto, como mirar para otro lado, como hacer sombra de este triste hecho, como negar la realidad y volverse indiferentes. Porque aprueben la ley del aborto no significa que el aborto fuera a aumentar, la sociedad y las partes que la conforman seguirán trabajando para que muchas mujeres no se vean en la posición de tener que elegir entre abortar o no, con la educación sexual, con la contención, con la ayuda económica, con la educación en general estas cosas harán que las mujeres se cuiden o puedan tener un embarazo en termino sin dificultad.

    ¿La familia no cree en su educación? ¿La iglesia no cree en su sermón? Si creen, no hay de que temer, si no creen, entonces algo esta fallando y el Estado debe estar ahí para cuidar a la sociedad.

    Que mentes pequeñas las que todo el tiempo están metiendo trabas para que la sociedad no sea más justa, mas sana, más igualitaria, más comprensiva.

    Si Tabare voto en contra para no hacer enojar a sus compañeros de facultad, mejor que renuncie. Hace tiempo dejo de ser un presidente progresista para volverse en un muñeco de torta que no sirve para nada.

    HologramaBlanco

    ResponderEliminar
  4. Si hay despenalizaciòn para el consumo de drogas que tambièn mata, no veo porqué no ha de haberlo para que la mujer tenga el libre albedrío de querer ò estar preparada para parir un hijo.

    Un abrazo desde el ♥

    ResponderEliminar
  5. SOL
    Quizás no me hayas entendido bien: yo no estoy a favor del aborto y por eso creo que lo mejor es que se legalice.
    Gracias por tu aporte

    Robreto Esmoris Lara
    Acá -afortunadamente- el clero no tiene tanto peso (aunque ha hecho su intento, claro). De todos modos, la condena para con los menos favorecidos es igual allí y acá.
    Gracias por agregarme a tu blogroll, es un honor para mí.

    Edgardo
    Bueno, bueno amigo Edgardo, por lo visto estás sumamente ofuscado con Tabaré Vazquez. No seré yo quien lo defienda, mucho menos diré que este es un gobierno socialista. De todos modos -y aunque me hayan molestado mucho los fundamentos de Tabaré para vetar este proyecto- debo decirte que -por lejos- este es el mejor gobierno que hemos tenido desde el regreso de la democracia.
    Se puede decir que no hacía falta mucho para ser mejor que los anteriores, pero la verdad es que el SISTEMA INTEGRADO DE SALUD, el PLAN DE ATENCIÓN NACIONAL A LA EMERGENCIA SOCIAL (que favoreció a los más desprotegidos), el PLAN DE EQUIDAD (que intenta con singular éxito reincorporar al sistema social a quienes estaban excluídos), el PLAN CEIBAL (una computadora por niño en las escuelas) y otros tantos, hablan de este gobierno bastante mejor que este triste episodio del aborto

    kukilin
    Y aún si no la hubiera, debe dejar de tratarse a la mujer que aborta como un criminal

    ResponderEliminar
  6. Lo unico que puedo decir(y con propiedad) que solo la persona que pasa por un embarazo no deseado, sabe lo que se siente! Y no importa el "que diran" importa lo que se viene! Lamentablemente en Uruguay somos una sociedad machista,y la que "carga" con este tipo de situaciones es la mujer,entonces me parece justo que seamos nosotras la que decidamos que hacer al respecto.Con esto no quiero decir que este a favor del aborto, de hecho no me lo realice,disfruto hoy en dia de 2 hijos hermosos, pero en su momento si hubiese estado legalizado...seria otra la historia. Perdon si toque a alguien con esto, es solo un trocito de aquello que senti en algun momento! gracias por dejarme comentar!!

    ResponderEliminar
  7. Elizabeth
    Gracias por tu visita y por el punto de vista que exponés.
    Sin duda alguna, es un tema cuyo peso recae principalmente sobre las mujeres, lo cual no implica que los hombres no podamos opinar.
    De todos modos, tanto hombres como mujeres manifestan opiniones en uno y otro sentido.
    Respecto a la posibilidad de que tocaras a alguien con lo que expusiste, me encantaría que así haya sido, porque en ese caso el objetivo de este espacio habrá sido cumplido.
    Volvé cuando gustes

    ResponderEliminar

manos sobre manos