martes, 14 de octubre de 2008

CRUCIFICADO

- ¡Quisiera ser crucificado! -grité a los hombres.

-¿Por qué habría de caer tu sangre sobre nuestras cabezas? -me respondieron.

Y yo respondí:-¿De qué otra manera podríais ser exaltados, sino crucificando a los locos?

Y ellos asintieron, y me crucificaron. Y la crucifixión me apaciguó.

Y cuando pendía entre el cielo y la tierra alzaron la cabeza para mirarme. Y estaban exaltados, pues nunca habían alzado la cabeza.

Pero mientras estaban allí, en pie, mirándome, uno de ellos gritó:

-¿Qué estás tratando de expiar?

Y otro hombre gritó:-¿Por qué causa te sacrificas?

Y un tercer hombre dijo: -¿Crees que a ese precio adquirirás la gloria del mundo?

Y luego dijo un cuarto hombre:- ¡Mirad cómo sonríe! ¿Puede perdonarse tal dolor?

Y yo les contesté a todos, diciendo:

-Recordad sólo que he sonreído. No estoy expiando nada, ni sacrificándome, ni deseo la gloria: y no tengo que perdonar nada. Yo tenía sed y les supliqué me dieran de beber mi sangre. Porque, ¿qué puede saciar la sed de un loco, sino su propia sangre? Estaba yo mudo, y les pedí que me hirieran, para tener bocas. Estaba yo prisionero en vuestros días y en vuestras noches, y busqué una puerta hacia más vastos días y más vastas noches.
"Y ahora, me voy, como se han ido ya otros crucificados. Y no penséis que nosotros los locos estamos cansados de tanta crucifixión. Pues debemos ser crucificados por hombres cada vez más grandes, entre tierras más vastas y cielos más espaciosos.


Extraído del libro EL LOCO de Gibrán Kalil Gibrán

4 comentarios:

  1. Quizás algún día alguien nos comprenda!!!!
    Mientras tanto estamos casi destinados a la soledad. De todas formas siempre hay un camino para distraerse, una excusa para reir, para divertirse, para llenar nuestras vidas de colores...
    Pero hay que saber que solamente es ... mientras tanto.

    ResponderEliminar
  2. Mientras descubren que estoy loca, yo me voy a reir de los cuerdos que intentan entenderme.

    Un saludo y gracias por entender esta locura.

    ResponderEliminar
  3. entonces un loco solo sacia su sed con su sangre?

    Mejor me voy antes de que vuelva loquita :P y mejor me quedo con el sonrei del dia a dia

    besos

    angela

    ResponderEliminar
  4. Killia
    Y mientras tanto... aunque no nos comprendan, bien nos arreglamos en la amistad.

    Vane
    Gracias a vos por disfrutarla y permitirnos disfrutarla a quienes te conocemos

    Angela
    Al menos eso sostiene Kalil Gibrán

    ResponderEliminar

manos sobre manos