miércoles, 29 de agosto de 2007

POST ESPECIAL

Hace muy pocos días se sumó a mis visitantes alguien muy especial: MI HERMANA JANNETH.
Hace ya unos cuántos años, dediqué unas líneas a ella. Lo curioso es que no guardé ese poema (afortunadamente ella sí).
Hoy -luego de que abundante agua ha corrido bajo el puente- me encuentro con este tema de mi amigo Robert Zimmermann (Bob Dylan para los íntimos) que quiero dedicarle
Pido disculpas por lo estrictamente personal del post pero...
When the deal goes down (Cuando se acabe el trato)



En la quietud de la noche, con la más anciana luz del mundo
Donde la sabiduría se nutre de conflictos;
Mi desconcertante cerebro trabaja en vano
A través de la oscuridad de los senderos de la vida.
Cada plegaria invisible es como una nube en el aire.
El mañana mantiene sus plazos, vivimos y morimos sin saber porqué.
Pero yo estaré contigo cuando la partida termine
Comemos y bebemos, sentimos y pensamos.
Por las calles nos perdemos.
Río y lloro. Soy atrapado por cosas que nunca imaginé ni he deseado pronunciar.
La lluvia sigue al tren en la medianoche.
Todos usamos la misma corona de espinas.
Alma con alma, nuestras sombras ruedan.
Y cuando se acabe el trato, yo estaré contigo.
Bueno...la luna nos da su luz y brilla en la noche (sin miedos siento su resplandor)
Aprendemos a vivir y recién después a perdonar,
En la ruta que estamos destinados a transitar, mas endebles que las flores.
Estas preciosas horas nos mantienen fuertemente en el rumbo.
Vos llegas a mis ojos como una visión de los cielos.
Y cuando todo termine, seguiré a tu lado.
Corté una rosa y me pincha a través de la ropa.
Yo que he seguido las corrientes del viento,
He oído ruidos sordos, he sentido juegos pasajeros,
Sé muy bien que no son lo que parecen.
En este dominio terrenal, lleno de desencantos y penas,
Vos nunca me viste fruncir el ceño con desaprobación.
Te entregué mi corazón y eso es la pura verdad,
Como que estaré contigo, cuando esta partida termine.

Bob Dylan

3 comentarios:

  1. Interesante!!!, el pasado siempre nos alcanza y por algo es.
    Siempre algún mensaje nos deja
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hay Raúl... dulce mío... tan bello, con tus elecciones de palabras justas para cada persona, cada momento... nunca hay de menos en tus líneas... pero siempre de más...


    Te dejo mis besos más cálidos de chocolate... con almendras y otros rellenitos con ron... para darle mucho sabor a tus días...


    También va mi cariño... y mis mejores deseos...


    (me encanta la foto del SeBiTa, no te lo había dicho... se ve tan tierno... tan niño aún... hermoso...
    te felicito... mil veces...)

    ResponderEliminar

manos sobre manos