martes, 21 de junio de 2011

EL SENTIDO EXTRAÑO DE LA JUSTICIA

Celeste Alvarez, sobrina del difunto militar Artigas Alvarez y sobrina del ex dictador Gregorio Alvarez, lleva adelnate desde hace cuatro años una demanda civil contra la periodista Ana María Mizrahi.
Para la demandante, Mizrahi dañó la imágen de su padre al entrevistar al ex Tupamaro José Luis Rodríguez, quien en mayo del 2007, se declaró (en el programa LA NOTICIA Y SU CONTEXTO), autor del asesinato del Cnel. Artigas Alvarez. Rodríguez alegó en la entrevista realizada por Mizrahi, que últimó al Coronel, porque aquel había asesinado a un Tupamaro a patadas.
Desde entonces, la hija del militar solicitó juicio penal (sí, penal) y civil contra la entrevistadora.
La Justicia Penal ya desestimó la acusación. 
Ayer fue el turno de la Justicia Civil, que también desestimó.
Desde ahora, Celeste Alvarez dispone de quince días para apelar el fallo, en busca de los 40000 dólares que (según la demanda presentada).
Ese es el valor que tiene para la hija de un torturador y sobrina de un golpista, procesado por delitos de lesa humanidad, el sentido de justicia.
A gente así amparamos con el mantenimiento de la Ley de Caducidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

manos sobre manos