martes, 23 de noviembre de 2010

PADRE

Ahora que ya no sos tristeza, sinó melancolía
que aquella mañana gris es un recuerdo casi vago
que puedo mirar mi vida en proyección y no en retrospectiva
que sé que tengo tanto de vos como todo lo que no pudiste enseñarme
que miro a mi hijo y veo a aquel niño de lentes al que llamabas "Pito"
y él no es yo, sinó él mismo
y yo no soy vos, sinó yo mismo

Ahora que entiendo que tengo una oportunidad todos los días
que me acuesto preocupado como lo hacías vos
y me levanto con ganas (igual que vos)
que puedo decir con orgullo y sin soberbia "aprendí algo"
y aún así tengo muchísimo por aprender
y mi aprendizaje me duele
y  eso es lo más lindo

Ahora que sé que te extraño
pero también sé que te tengo
y sé que te siento
y sé que me ves
y me cuidás
y me rezongás cuando le erro
y me perdonás como cuando estabas acá

Ahora
justo ahora
es cuando más te necesito
y cuando más te agradezco
que te hayas ido así, de golpe
para que yo pudiera necesitarte
y necesitándote...
                          tenerte


5 comentarios:

  1. Emotivo y luminoso.
    Tal vez ... porque yo también echo de menos a mi padre ... muchas son las veces que lo necesito .
    Es tan cierto : Cuanto más lo necesito ... más lo tengo.
    Me sentí identificada. No quería pasar de largo sin decírtelo.
    Bello post.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carmela. Hoy hace 30 años que se fue. Y todavía se extraña.

    ResponderEliminar
  3. Me quedé en casa. Tomé un vino con su memoria. Lloré un poco (parece mentira que todavía anude gargantas algo que pasó hace tanto).
    Pero estoy bien. Realmente bien.
    Es simplemente el egoísmo de no querer desprenderse de los recuerdos.
    Ni más, ni menos.

    ResponderEliminar
  4. Raúl, lo mejor que puedo decirte es que leí tu post y me acordé de mi viejo que murió allá por 1980.
    Me sentí reflejado en cada una de tus líneas.
    Gracias de verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. , si este texto te remitió a tu viejo (el mío también se fue en ese año), siento que entonces logré plasmar lo que intentaba cuando -en medio de la melancolía- traté de desgranar un homenaje chiquito.
    Abrazo enorme

    ResponderEliminar

manos sobre manos