miércoles, 3 de noviembre de 2010

JANNETH

Llegó para asumir roles. No para nunca. A veces le pido que pare, se lo sugiero, se lo exijo, se lo suplico.
Es madre, hija, madrina, artesana, ama de casa, enfermera, cuidadora... es mi hermana.
Quiere y da... da y quiere... y entrega... entrega mucho.
Ella es muy fuerte, mucho.
Y con su fuerza me cuidó muchísimo, durante toda mi vida. 
Últimamente, producto del paso de los años, he podido intentar retribuír algo, alguito de lo mucho que me dió.
No siempre coincidimos. De hecho, discrepamos  muchísimo más de lo que muchos imaginan.
En lo único en que coincidimos, es en el amor mutuo que nos profesamos.
Ese amor que ella me enseñó y que trato de aplicar a todo lo que hago.
No intento ser como ella, pero sí trato de seguir su ejemplo. Hasta ahora no pude mucho, pero no pierdo la ilusión.
Te amo flaca. Siempre fuiste y siempre serás aquella TUTORA MÍA.

FELIZ CUMPLE!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

manos sobre manos