domingo, 9 de mayo de 2010

40

Dicen que llegué en un momento complicado a la vida de mis viejos.
Mi padre estaba internado, producto de un accidente. Este quinto hijo debía llegar un mes mas tarde. Mis hermanos se llevaban entre sí, dos años promedio.
Nadie suponía que casi ocho años después llegaría un nuevo integrante a la familia. Mucho menos que llegara de un modo tan intempestivo y complicado.
Todos se encargaron de regalarme una infancia preciosa. Por ser el más chico fui el más mimado.
Tempranamente se detectaron mis problemas visuales, por los cuales, mi cara pasó a ser una “cara con lentes”. Así es desde entonces, y así me reconozco. Siempre digo que mi cara es “con lentes”.
Cuando tenía diez años y medio, mi viejo recibió el llamado del flaco barbudo que –dicen- vive en el cielo. El viejo nunca negó una mano, así que allí fue. Desde entonces lo extraño todos los días. El viejo fue un crack, en una misma jugada me enseñó dos cosas importantísimas: que cuando te llaman tenés que ir sin importar quién sea, ni para qué; la otra: no importa cuánto extrañe a quién extrañe, YO PUEDO. Aunque parezca que no, PUEDO.
No fui un alumno brillante en primaria. Más bien fui uno más, pero si pude aprender el valor de generar lindas relaciones con la gente, cosa que procuré mantener hasta ahora.
En secundaria tuve un desempeño similar. Nada destacable.
Por la diferencia de edad, los sobrinos llegaron temprano. De hecho, cuando cumplí trece llegó –como un regalo- mi primera sobrina, la primera nieta de mi madre. Mi negrita divina (MARCELA. FELIZ CUMPLE AMOR!!! EL TÍO TE AMA SIEMPRE).
A mis 24 me encontré con un par de ojos que me miraron con ternura, y ahí me quedé 12 años de mi vida. Con ella construimos muchas cosas. Tuvimos muy buenos momentos, y también unos cuantos dolores de cabeza que nos provocamos mutuamente. Hoy gozamos de una relación llana, con unos cuántos recuerdos, y con un alguien en común maravilloso. Ya no vivimos juntos, pero si recordamos muchas anécdotas.
A mis 32 años ocurrió el milagro. Cuando nada parecía que llegaría a buen puerto, un angelito de dos kilos novecientos gramos vino a derretirme y cuestionarme. Él me da millones de alegrías y unas cuántas canas.
Desde entonces no pasa un solo día en que ese geminiano no ocupe buena porción de mi mente, acaso como compensación por aquél otro geminiano que se fue cuando yo tenía diez.
Mis 36 fueron movidos (y cómo!). Me encontré en medio de una montaña rusa. Disfrutando, temiendo, temblando, riendo, llorando. Al disfrute del vértigo en cada subida (con la consabida ilusión de tocar el cielo con las manos), le seguiría una caída en picada, en un abismo que parecía interminable, súbitamente llegaba el llano, o una curva cerrada y abrupta, que amenazaba con expulsarme centrífugamente del todo, de la nada.
Fueron tiempos tumultuosos de los cuales tengo muchísimos recuerdos lindos, algunos de los otros, unas cuántas cosas para arrepentirme, otras de esas que enseñan (todavía).
Últimamente van llegando los sobrinos nietos… aunque en rigor debería decir “las sobrinas nietas”, hasta ahora dos. Pero en breve se sumarán cuatro más (dos que trae en su vientre mi negrita Marcela, la que cumple hoy).
Y llegamos, como quién no quiere la cosa a este hoy. Solo y no tanto, muy acompañado y sin embargo, solo.
Tengo unos amigos maravillosos (familiares, adversarios, conocidos, amigos, compañeros, infelices, ventajeros, enemigos, indiferentes, fallutos, cuestionadores, intelectuales, despectivos, nigromantes… y otras tantas virtudes que por pudor no menciono). Yo los resumo siempre en dos personas: ROSANA y MARIO.
Por supuesto que no son sólo ellos dos. Pero resumen bien a todos y como todos saben que son los dos que siempre nombro, nadie se sentirá ni excluido ni enojado.
Y vinieron nuevos rumbos, nuevas caricias, nuevos retos. Y todos aportaron algo. Y espero en todos haber aportado algo también.
Y llegaron las MUCHAS MANOS…
Este espacio que pretendí fuera otra cosa. Que tenía otro objetivo. Que apuntaba a otro norte. Este espacio que me presionó, que amé, que detesté, que estuve al borde de dejar, fue un fiel compañero en cientos de ocasiones. Ya es un costado de mi costado. Que aunque deje temporalmente, está siempre ahí. Casi una metáfora de mis tantas dudas. Una pregunta que frecuentemente me hago, cuando recuerdo que MUCHAS MANOS… está allí: “¿para qué?”.
La misma pregunta que frecuentemente me hago, ante tanta cosa… y la misma respuesta, ciertamente complaciente: “por algo ha de ser”
Así que hoy, mientras esté con mi enano, con mi vieja, con algunos de mis hermanos, estaré también con MUCHAS MANOS… , alzando copas, recordando que de dudas uno está hecho, afortunadamente. Cerrando un número redondo y abriendo quién sabe qué puertas, que nuevas dudas, que respuestas inconclusas.
Y diciéndome, que al igual que todos, yo también merezco un poco de eso que llaman felicidad.
FELICES CUARENTA, PARA MÍ

11 comentarios:

  1. PAHHHH ! la verdad que como relato autobiográfico fue brillante y como relato literario, estuvo al mismo nivel.

    En 1 carilla nos permitiste conocerte un poco más a quienes (como yo) nos hemos cruzado gracias a este fenómeno de la blogosfera.

    Te deseo lo mejor, en lo personal el cambio de década de los 20 a 30 no fue tan dramático, si lo fue cuando cumplí los 18 (no pregunten por qué)
    Sin embargo se que cuando me lleguen los 40 (Si Dios quiere en 3 añitos y meses) va a ser un momento "complejo".

    Abrazos y gracias por permitirme conocerte un poco más.

    ResponderEliminar
  2. Que te puedo decir? Primero que nada Feliz Cumple años!!! Gracias por tu amistad, por las horas dedicadas, por el aguante en mis bajones, por compartir tus momentos, los buenos, malos, graciosos, amores, desamores y todos los etc. que vos sabés. Espero que esta nueva decada traiga muchos momentos tan inolvidables como los que viviste y contás en este post.

    Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  3. Querido Raúl:
    Que decirte que no te haya dicho ya????
    Ante todo, FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!!!!!
    Cómo me gustaría estar cerca para darte un gran abrazo!!!!!!!
    Pero vos sabés que yo estoy cerca igual, ando en la vuelta, me meto en las mentes y en los sueños de la gente de forma impune, asi, que seguramente hoy deguste contigo y tu familia esas deliciosas empanadas y pizzas que seguro compartirán.
    Espero que en esta década que inaugurás hoy la Hermana Duda, te de la tregua que necesitás, aunque, entre nosotros... no sería medio aburrida la vida si todo fueran certezas??????
    SALUD!!!!!!!!
    y hasta el próximo brindis

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Feliz cumpleaños!!!

    Pah, cómo me hiciste lagrimear con esta "autobiografía"... Será tal vez que en unos días más me llega mi propio cumpleaños (aunque te voy ganando, cuando vos naciste yo ya dominaba el triciclo sin dificultades).

    Te deseo muchas más dudas, y algunas certezas.

    ResponderEliminar
  5. Te mereces MUCHA felicidad querido Raúl así pues...FELICIDADES!! ;) para este y todos los días de tu vida y por supuesto para Marcela también, que sé yo bien lo importante que es para ti su felicidad :) mis mejores deseos a ambos.
    Me encanta el post (porque abres tu corazón como tú solo sabes para que te conozcamos un poco mejor),me encanta la música que elegiste(conocí a Drexler a través de ti y ahora soy adicta),me encanta MUCHAS MANOS (pues por él te conocí y estoy súper agradecida por ello) así que ni se te ocurra pensar otra vez ¿¿¿para qué??? para conocer personas maravillosas (como tú) para acortar distancias, acercar mares, familias, sentimientos,amistad, vidas...eso...para tenerte en mi vida amigo mío desde entonces y para siempre.
    Y que qué bien cumplidos están esos 40 y que ayyyyy si estuvieras más cerca!!
    Buenooo no me enrollo más que pases un feliz día y pide un deseo (dicen que se cumplen) :)
    Te quiero Raúl.

    ResponderEliminar
  6. Raúl:
    Llego tarde y lo se.
    Pero llegué al menos para dejarte un abrazo y decirte que tu relato me conmovió y mucho.
    Y se también del esfuerzo diario por vivir.
    Y aunque no deje comentarios, vos bien sabés que vengo seguido a tu casa.
    Felices 40!!!

    ResponderEliminar
  7. Mi hermano, espero te llegara el mail que te mande el domingo. Al margen de eso, entrando al blog me encontré en la lista de espejos que se reflejan con tus “40” y no quería entonces dejar pasar esta oportunidad para decirte públicamente (y en Muchas Manos) que tengas un FELIZ CUMPLEAÑOS.

    Dicen que llegaste en un momento complicado para tu familia, pero te aseguro que llegaste en el momento justo para regalarles una gran sonrisa y algo de “paz”, porque Raúl sos un gran corazón.

    Sos parte de una fantástica familia, estoy seguro que es así, y me alegro mucho que de pequeño fueras el más mimado, no hay nada mejor en el mundo para un niño que saberse querido y mimado.

    Tempranamente se detecto tus ganas de ver más y mejor el mundo que te rodeaba, de ahí la necesidad de usar lentes que te ayudaran a conseguir eso que querías. Te cuento que hay muchos genios que son “cara con lentes”, y vos perteneces a ellos, escucharte hablar, pensar, leer tus palabras, tus consejos, tus dudas es un placer para todos nosotros.

    Que pena que tu papa tuviera que partir tan pronto, no pudiendo acompañarte un poco más, por lo menos hasta que terminaras la adolescencia, pero como vos ya sabes, tenía que irse para darle a alguien más una mano, te costo de chico aprender a no ser egoísta (la pucha que duele eso). Te digo algo, “de tal palo tal astilla”, sin conocer a tu papa (salvo lo que contaste vos en algunas entradas o mails que nos mandamos) y conociéndote a vos un poquito, puedo afirmar que tenes tanto de él, sobre todo lo de ser humano, muy sensible. Ojala nunca dejes de extrañarlo, ni de nombrarlo, ni de permitir que lo conozcamos a través de tus palabras. Seguro que tu viejo fue todo un crack, porque de él y de tu mama saliste vos y si en una jugada tu papa te enseño tanto, no puedo pensar todo lo que te hubiera enseñado en un partido entero. Cuanta sabiduría, cuanta “don de bien” tenía y tenes. Estoy plenamente de acuerdo con esas cosas que te enseño, de verdad era todo un Maradona de la vida.

    Sobre tu paso por la escuela, fuiste el alumno que tenías que ser, además no importa cuantas cosas uno memorice durante la primaria, importa aprender cosas que lo hagan crecer a uno como. Aprendiste a crear buenas relaciones, a darle lugar e importancia al otro.

    Me hubiera gustado andar por las calles de Montevideo en tus 36, y yo con mis 21, te aseguro que hubiéramos hecho tantas cosas que no se donde hubiéramos terminado realmente, ni en que condición. Lo que si puedo asegurar es que nunca me hubieras dejado “tirado” en ningún lado y nunca me hubiera sentido solo. Cuanto hubiéramos aprendido de más.

    Como ya dije alguna otra vez y vos sabes muy bien, “la vida solo cuesta vida”, esos 36 más allá de los errores que uno comete, de cosas que tal vez no estuvieron tan bien echas, te dieron vida, te hicieron sentir vivo, te demostraron que estabas vivo. La vida debe tener mucho de todo, de lo bueno y de lo malo, de lo que sale bien, como de lo que sale mal, de encuentros y de periddas.

    ResponderEliminar
  8. No estas solo, aunque a veces no encuentres personas en los lugares o casilleros donde necesitas que haya alguien, sobre todo de la forma en que necesitas que estén. Pero, como bien decís tenes unos amigos maravillosos y otros tantos enemigos que te tienen ocupados y ocupan un lugar en tu vida que te demuestran que no estás solo, si necesitas alguien más además de tus amigos, familia, hijo, tenes tiempo y oportunidades todavía para alcanzar todo lo que queres. Con Sebas no podes sentirte solo jamás.

    Aguante Rosana y Mario, por representarnos a todos, por ser ellos tus grandes amigos, lo que quiere decir que siempre vas a tener a alguien que te escuche, te abrace, te aconseje, te contenga si lo necesitas, además de poder pasar gratos momentos sin importar otra cosa que no sea disfrutar de un rato en compañía de amigos.

    Le doy gracias a Muchas Manos… mejor dicho, a Blogger por darme la posibilidad de haberte podido conocer. Gracias a Dolina y “lo que me costo el amor de Laura”, por marcar el camino que te llevo hasta las orillas de entre sombras y espejos. Conocerte es una de esas cosas que tiene mi vida que siempre voy a valorar mucho.

    Claro que te mereces un poco de felicidad, más que un poco, la máxima felicidad que una persona pueda disfrutar.

    Felices Cuarenta para Vos… que seas MUY FELIZ.

    Muy buena autobiografía, gracias por compartirla con nosotros.

    Te mando un abrazo inmenso hermano.

    HologramaBlanco
    (Edgardo)

    ResponderEliminar
  9. Que decir ante tan conmovedora autobiografìa...me enterneciste mucho, y gracias por compartir un poco de vos y asi conocerte. Te mando mi humilde saludo...un poco tarde, pero mas vale asi que no hacerlo, sorry. Por toda la felicidad que te mereces Salù!!! y muy felices CUARENTA (deduzco bien vividos, je)
    Beso :)

    ResponderEliminar
  10. Libre para volar
    ¿Qué pasaría si no pudieses recordar ninguna de tus decepciones del pasado? Tan sólo imagina cuán confiado y entusiasta podrías avanzar, firme y decidido.
    ¿Qué pasaría si hubieses olvidado todas tus pasadas limitaciones y errores? Tan sólo imagina cuánto más efectivamente podrías aprovechar al máximo las oportunidades que se presentasen ante ti a cada instante.
    Date cuenta de que no son las desilusiones, limitaciones y errores del pasado los que te impiden avanzar. Porque ellos ya han llegado y ya se han ido.
    Lo que te paraliza es el mantener viva en tu mente la negatividad del pasado. Concentrándote en aquellas decepciones, limitaciones y equivocaciones traes al presente, cosas que pueden deprimirte.
    Y estas sí que son buenas noticias. Porque sea lo que fuere que exista en tu mente está bajo tu total y absoluto control.
    Así que aprende de las decepciones, aprende de las viejas limitaciones y luego déjalas de lado, por completo. Liberarás así a tu ser para, de veras, dejarle que remonte vuelo.
    Gabriel Sandler.-

    ResponderEliminar
  11. ANTES QUE NADA, PIDO DISCULPAS A TODOS POR LA DEMORA

    La verdad Andrew es que no sabés al monstruo que estás despertando con tanto elogio.
    Te agradezco muchísimo el saludo, y te paso un secretito para que el paso del tiempo no te resulte complejo: NO LE DES BOLA, TE PREOCUPES O NO, EL TIEMPO TRANSCURRIRÁ. Gracias por tus crónicas y por este saludo tan cálido

    No tenés nada que agradecer Kolo, de hecho vos sabés bien cuánto te aprecio y cuánto admiro tus textos (aunque ahora estés medio vaga).
    Seguiremos despuntando alguna madrugada cuando afloje un poco mi laburo, me seguirás recomendadndo películas y haciéndome cagar de la risa con tus ocurrencias. Sos una fenómena.

    Mi Hermana del Alma (hablo de Killia), tan lejos y tan cerca.
    Me abrazaste con el hermosísimo texto que pusiste en tu espacio (hasta que no me des permiso me banco la ansiedad de que lo conozca medio pueblo), con la delirante música gitana que me mandaste y con el solo hecho de regalarme todos los días desde hace 18 años, la posibilidad de aprender contigo. Te quiero cualquier cantidad.

    Vos me llevás ventaja en muchas cosas Andal: sos una excelente dibujante (algo que yo quería ser de chico), tus crónicas son irresistibles, sos "pobre pero docente" (cómo me reí con eso!!!), qué más puedo decir?. Ah! ya sé, que es una alegría enorme encontrarte comentando acá. Un beso grande y gracias

    Otra que quiere que mi ego termine por engullirme: Indra. De las primeras visitantes de este espacio, de las más fieles también. No sabés cuánto agradezco tus palabras. De corazón la agradezco (je, tuve que borrar tu nombre porque olvidé que estaba comentando y que lo leerian todos). Te quiero mucho también.

    Pero qué sorpresa enorme y bienvenida!!!! Uno de los poetas que más me gusta leer!! El Gato!!!. De veras me alegró un montón encontrar un comentario acá Gato... un detalle que pocos saben: A MI VIEJO TODOS LO CONOCÍAN POR EL MOTE DE "EL GATO". Gracias a vos y a tu espacio, conocí gente maravillosa: Cass, Lucía.uy, Fiorella, el Santi, la Flaca y Amelie (la gallega más yorugua que alguien pueda imaginar). Nunca es tarde Gato, como decía León Felipe: "a tiempo y con todos". Te mando un abrazo fraterno

    Otro Hermano: Edgardo. Siempre me lo hace difícil. Qué se puede decir despues del modo en que dice lo que dice Edgardo. Acaso contar que finalmente, este año me regalé LO QUE ME COSTÓ EL AMOR DE LAURA, libro que sirvió de nexo entre HOLOGRAMABLANCO y yo. Si cruzás el charco nos castigaremos con la opereta. Un abrazo enorme

    Mi querida Bruja, en estos últimos tiempos tuve la bendición de conocerte y de palpitar contigo muchas cosas y muy lindas.
    Estos 40 me encuentran contigo a mi lado (aunque un poquito lejos) y eso es un motivo bien válido para celebrar.
    Te quiero mucho.

    Anónimo (o Gabriel Sandler) No entendí muy bien. No sé si te confundiste de blog o si es un consejo que le das a todos los cuarentones.
    Como texto está muy bueno, pero debo advertirte que no comulgo mucho con este tipo de lectura. Soy de los que cree que en este terreno, luego de Kalil Gibran todos los que incursionan "toman prestados" sus textos.
    No vivo en el pasado, tengo mucho trabajo con mi presente. En todo caso sé que el pasado no se puede cambiar... ni obviar.

    ResponderEliminar

manos sobre manos