miércoles, 12 de noviembre de 2008

QUÉ SERÁ...

Qué pasa por la cabeza de uno
cuando desesperadamente
busca excusas para no mirarse a los espejos
cuando a cada error propio
le ponemos un signo distinto

Qué es lo que nos lleva
a disfrazar con ropajes altruístas
las circunstancias que nosotros mismo provocamos
y tratamos de creer (y hacer creer)
de que lo hacemos con los fines más nobles

Qué será lo que nos mueve
cuando empujamos hacia el barro
el oro el moro y todo lo que venga
para después quejarnos de nuestro pobre sino

Y finalmente qué habrá en nuestro dentro
que nos lleva a repetir aquel error
que entendimos que así lo era
pero el dolor una vez más nos dicta
y es irrefrenable el impulso
hacia una llaga más
y una nueva lágrima

8 comentarios:

  1. Somos humanos...llenos de defectos y virtudes...
    Y COMO DICE AUTE...ENTRE MORIR Y MATAR...IGUAL ESTOY SEGURA, NOSOTROS PREFERIMOS AMAR.
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  2. Nadie reconoce un error, si no lo lleva consigo...

    ResponderEliminar
  3. Cuando no queremos mirarnos en el espejo es porque sabemos que algo no está bien, y a pesar de todo buscamos la versión para convencernos a nosotros mismos de nuestros motivos, de nuestras razones, de nuestros intereses, deseos o esperanzas para encontrar una respuesta que avale nuestro hacer.
    Somos humanos, querido Raúl, con nuestros defectos y nuestras virtudes y muchas veces nos movemos por nuestro deseo del corazón, nos empecinamos y oscurecemos la verdad, esa verdad que puede ser contraria, distinta, diferente a lo deseado.
    Pero te diré amigo, que darse cuenta de ello es un paso hacia delante.
    Un abrazo enorme y grande para tu corazón.

    ResponderEliminar
  4. mar
    Muchísimas gracias por tu aporte. Alguna vez alguien me puso delante las opciones "morir o matar", ojalá hubiera respondido "amar"

    anónimo
    Discrepo contigo. Puedo citarte muchos ejemplos de quienes llevan consigo errores y aún así prefieren refugiarse en las excusas más tontas y baratas... es más, te invito a que tú mismo verifiques si no conoces a alguien así.
    En lo otro que discrepo contigo, es en que te presentes como anónimo. Debo respetarlo (no me queda otra... como en tantos caso en mi vida), pero no lo comparto. Prefiero quienes dan la cara.

    maría
    Comparto casi todo lo que dices, con una pequeñísima salvedad: darse cuenta puede ser un gran paso, sin embargo debemos buscar el modo de evitar quedarnos en la comodidad de decir "yo ya dí un gran paso" y seguir en nuestro refugio seguro y autocomplaciente.

    ResponderEliminar
  5. es una fuerza que te impulsa que no sabes que es aun cuando sabes que no debes o no puedes hacerlo, algo que sobrepone la voluntad o el conociemiento, algo que te toma y controla lo que sientes y lo que piensas, y luego viene la culpa y el remordimiento de tus acciones

    ResponderEliminar
  6. Detopato
    Puede ser que esa fuerza te impulse... de todos modos cuando te abandonas a ese argumento -me parece a mí- estás en peligro de caer en la excusa perfecta, que te permitirá hacer cualquier cosa sin medir consecuencias
    Gracias por tu aporte y un abrazo grande

    ResponderEliminar
  7. no sé...
    no sabria decirte amigo..
    solo sé que me emocionaron estas palabras...
    por afines...por cotidianas....porque las hice mias....
    un saludo

    ResponderEliminar
  8. fire
    Me gusta que te hayan conmovido mis palabras.
    Eres bienvenida a esta casa cuando gustes.
    Un saludo para tí

    ResponderEliminar

manos sobre manos