miércoles, 23 de enero de 2008

DE VUELTA

Cómo vuela el tiempo por Dios!!!
Me fui un tiempito de vacaciones (cada vez son más cortas). Disfruté mucho aunque descansé poco (afortunadamente), porque cierto personaje que verán a continuación se encargó de tenerme atento.
En todo caso, quiero agradecerles desde lo más profundo a todos quienes pasaron por acá durante ese lapso y dejaron palabras de cariño por el fin de año.
Aquí vamos con el breve repaso de mi periplo.
Los primeros días fueron sencillos. Me quedaba en casa y cuando el tiempo invitaba me iba a la playa con mi Seba (en la foto mostrando sus atributos)

Claro que disfrutábamos ambos muchísimo, verlo jugar en el agua de este estuario (río que parece mar, río que parece más) es todo un placer (aún cuando el momento de decir "tenemos que irnos", implicaba caras como la que a continuación apenas se disimula tras unas gafas de sol)

Luego llegaron unos breves (pero jugosísimos días de paseos por la playa con mi hermana del alma (Rosana) y conversaciones sin desperdicio con ella y con Schubert (todo un personaje del balneario San Luis). Como sé que ni ella ni él me perdonarían jamás que publicara una foto suya (además no quiero hacerlo sin su consentimiento que no he pedido), les presento otro personaje de esos días (quizás debería decir "otra" porque es nena).

De vuelta en Montevideo, decidí irme a acampar con Sebita unos días. El lugar elegido (por varios factores, entre los cuales el económico pesó bastante), fue Playa Zabala, en el oeste montevideano, detrás del majestuoso Cerro. Un lugar ciertamente tranquilo (salvo los domingos, cuando se atesta de gente, que cambia toda la tranquilidad por un sentimiento de enorme desasosiego (sobre todo cuando perdía de vista, en un segundo a mi Seba). De todos modos él se encargaba de tranquilizarme con sonrisas como la que verán.


Finalmente les dejo las tres imágenes que resumen mejor lo que fueron estos días. Por su órden: San Luis (un día nublado), ocaso en Playa Zabala y la otra... sólo véanla y díganme si no valieron la pena estos días.
Un abrazo a tod@s










8 comentarios:

  1. Realmente no hay nada mejor que ver la carita de nuestros Angelitos cuando realmente algo les hace feliz... se ve que esas vacaciones estuvieron de lo mejor... tu alla en pleno verano y aqui haciendo frioo pero ya mero nos llegara la primavera..

    Que bueno que estas de regreso.. realmente se te extran~aba

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola desde España creo que en Montevideo es Verano me alegro de haber encontrado tu blog casualmente... unas fotos muy bellas y recuerda los niños son el futuro de nuestro mundo la sonrisa de un niño nos enseña mucho a los adultos... nos leemos por aqui Adeu.....

    http://mery-ghost.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. que bonitas las fotos!!! seguro que disfrutaron de lo lindo.
    Muchos besos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola raúl, por la fotos... preciosas vacaciones y sebita: IM-PA-GA-BLE!!! Las caras que pone... divino.

    Las fotos las sacaste con el cel??? como las mías?? o con cámara, están impecables.

    Bss. Me alegro que hayas pasado lindas vacaciones... ya sé que estás de vuelta.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  5. Por casualidad vi tu comentario.. je!
    Los primeros me llegaba un aviso, no se que paso esta vez... entraste tan despacito que ni ruido hiciste.. je!
    Gracias por tus palabras SIEMPRE!!
    Sebita, el Seba me imagino maravillado de tener a su papà todito para él, sus caritas son un poema, hasta el tiempo acompaño verdad?
    Ya estaràs trabajando me imagino, pero con la suerte de que se viene la semana de carnaval y otros dias para el disfrute solo o acompañado... por algùn tablado.
    Me alegro encontrarte de vuelta allà por mi mundo...
    Beso grande
    Olvido

    ResponderEliminar
  6. Den
    Siempre ocurrente... y breve. Un gusto tenerte por acá nuevamente

    angela
    Tienes toda la razón del mundo... aunque hubo ratos en los que me enloqueció

    mery
    Bienvenida a esta casa. Tienes razón, acá es Verano (así con mayúscula porque detesto el invierno). Por tu patria tengo un hermano en la Costa Blanca (qué envidia por Dios!!!) Vuelve cuando quieras

    angel de las mil violetas
    Sí Angeles, pasamos divino (de descansar ni hablamos)

    mónica
    Sí Mónica, las fotos las saqué con el celular (no sé como sobrevivió a tanta arena). De las caras de mi hijo ni hablo (ellas hablan solas)

    olvido
    Carina querida, te diré que estaba ciertamente maravillado. Aunque cuando lo controlaba para que no estuviera mucho al sol o le decía que era hora de dormir (cerca de la medianoche), me amenazaba con dejar de ser mi hijo.
    Y TENÉS RAZÓN!!!! CARNAVAL, MURGA, CANDOMBE, TABLADO!!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Pasaron rápido porque hicieron de todo! Se nota que se divirtieron, la cara de Seba lo dice todo. Me alegro por ambos. Son tiempos privilegiados, estos de tenerse en exclusiva el uno al otro.

    ResponderEliminar

manos sobre manos