miércoles, 19 de diciembre de 2007

BALANCEÁNDOME

Nunca fuí muy afecto a los "balances de fin de año".
No hago campaña en contra ni a favor de ellos, simplemente no los hago, no los practico. Siento que es como imponerme una fecha (arbitraria, por cierto), para sacar cuentas (que nunca dan) y terminar agobiado por la empresa (seguramente inconclusa).
Sin embargo, este año, por algún motivo que desconozco, estoy haciendo algo que tiene algún punto de contacto con los manidos balances
Puedo afirmar claramente, que cada día amo más a mi hijo; que mis amigos Mario y Rosana son un tesoro inestimable; que no hay nada como sentirse vivo (aunque para eso, sea necesario sentir dolor); que a pesar de los pesares, la vida vale la pena; que mi alma guarda, momentos inolvidables en su memoria; que detesto más a la traición que a los traidores; que no me alcanzan las palabras, sigo prefiriendo los hechos (o nada); que cualquiera puede herir, aunque no esté en sus planes hacerlo (incluso yo); que si volviera a nacer mil veces, quisiera la madre y hermanos que tengo, y el padre que tuve; que también quisiera la infancia que tuve (con sus risas y sus llantos); que tengo demasiado por aprender; que quisiera hacer las cosas mejor de lo que las hago; que siento que puedo; que sin importar cuántos golpes más me esperen, seguiré jugándome a mis sueños; que Dios me ha dado muchísimo, y lo agradezco todos los días; que la vida me sigue dando nuevas oportunidades constantemente; que me encantaría reeditar momentos gratos (aunque no dependa sólo de mí); que sea lo que sea que me suceda, estoy preparado para aceptarlo... y que sigo extrañando, unos ojos rasgados, unos labios delgados que me llenaron de miel el alma.

4 comentarios:

  1. Ojala alguien anhelara mis ojos rasgados...
    Una magnífica reflexión que me ha encantado.
    Un millón de besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexion! esperemos a ver que nos depara este 2008 con todo lo bueno que esta por venir :D

    Mil besos :D

    ResponderEliminar
  3. Que cada día
    hagamos algo de lo que podamos sentirnos orgullosos al día siguiente.

    Que cada día,
    pensemos que es el primero,
    para vivirlo con sorpresa;
    y el último,
    para aprovecharlo como nuestra última oportunidad.

    Que cada día,
    busquemos nuestra felicidad
    haciéndo más feliz a algún otro.

    Que sembremos
    una semilla
    de cuyos frutos podamos vivir al día siguiente.

    Que renovemos
    nuestro corazón de tal manera
    que no quede amargura alguna para el día siguiente.

    Que no guardemos
    nuestras sonrisas de hoy para mañana.

    Porquè sólo podremos sonreír mañana, si hemos sonreído hoy.
    Gracias por tu AMISTAD !!!
    FELIZ NAVIDAD !!!
    Beso enorme para Sebas y para ti.
    Y que la vida si es posible... te devuelva a esos ojos razgados y a esos labios delgados...

    ResponderEliminar
  4. Esta loca carrera llamada "2007" ya casi se termina, y yo estoy muy atrás... tanto, que no veo que sólo quedan 11 días para la meta... que ya están encima las festividades más llenitas de emoción y sentimientos...

    Este año, sin querer tb hice mi balance... segunda vez que lo hago...

    Y sería tan injusto dejar fuera mi ViDa ViRTuaL, esta que se hace cada vez más real... y en ella estás tú y tantos otros NoMBReS y pseudónimos que tomaron rostro y cuerpo, que traspasaron esta ventanita de plasma y se anclaron muy dentro acá...

    Y desde lo más profundo te grito: Raúl, feliz navidad y año nuevo! sé feliz, que para eso nacimos...

    Muchos besos y cariños...

    ResponderEliminar

manos sobre manos