viernes, 21 de septiembre de 2007

Liber Falco (2)

Perdona, pero tú no sabes.
¿Sabes lo que es estar solo, solo,
volver a casa a las dos de la mañana,
mojar un pan mohoso, triste y duro,
roerlo solo,
y sentado en una orilla del mundo
ver a los astros que rutilan
y no saber qué preguntar ni qué decir,
y confundir las hambres, y roer solo tú allá....
un pan mohoso, triste u duro?

3 comentarios:

  1. Hola, me llamo Fernando. Arrivé a tu blog por pura casualidad.... me parece que está muy bueno. Voy a seguir leyendo, para ver con qué me encuentro.
    Felicitaciones!

    Si querés, date una vuelta por el mio: www.fernandobernini.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. A veces hay realidades a nuestro mismo lado, y estamos tan ocupados, Raúl, que no nos damos cuenta de lo que otras personas sufren... a veces, nuestro metro cuadrado, nos quita hasta la vida, porque no ver estas cosas, puede ser como estar muerto... sin saber... sin sentir...


    Nos preocupamos tanto de nuestros problemas, que no vemos las catástrofes humanas que tantos viven...


    besos con algo de BiTTeR... pero siguen siendo dulces...

    ResponderEliminar
  3. Me partió el corazón y me partió la cabeza, Líber Falco y la soledad...
    Y hay soledades excluyentes, será que aprenderemos a no sufrirlas alguna vez??

    Killia

    ResponderEliminar

manos sobre manos