viernes, 6 de julio de 2007

LOS TERMINOS ADECUADOS

Cuando uno elige un término para referirse a un tema o a un grupo humano, no es casual.
Suelen concurrir allí todo tipo de circunstancias: ideologías, prejuicios, preconceptos, simpatías, antipatías y otras tantas como se nos puedan ocurrir.
Así solemos agregar adjetivos cuando nos referimos a algo o alguien, colgando una "etiqueta" que -por lo general- describe mucho más los prejuicios de quien la adjudica, que la condición del asignatario de la misma.
En el caso de la comunicación eso puede ser peligroso, porque no sólo se está dando una información, sinó que a esta se suma la opinión del comunicador o del medio "encubierta" en un término al pasar (como sin querer) y queda prendida en la gente.
Un medio uruguayo publicó hace ya unos años una foto de un ranccho en un "asentamiento ilegal" en Maldonado (usando la terminología actual), con un cartel que rezaba "Cantegril Country Club" (parodiando al famoso local de Punta del Este). Esa foto dio lugar a que a partir de ese momento -y hasta no hace mucho- se conocieran dichos asentamientos como " cantegriles".
Los medios se refieren a los problemas en Gaza y Cisjordania hablando de los "colonos" israelíes y los "refugiados" palestinos. En realidad los israelíes pertenecen a un Ejército de ocupación, no a una "colonia". Por otra parte nadie sabe quien "refugia" a los palestinos (aunque queda bastante claro -a juzgar por los acontecimientos- de quienes se refugian.
Los palestinos viven en "asentamientos irregulares" (práctico eufemismo para decir "ilegal" que Ariel Sharon no se ahorró), aún cuando están allí desde antes que los israelíes.
Viniendo a nuestro país, durante fines de los años 60, 70 y 80 se les llamaba "subversivos" a los integrantes de los sectores proscritos por la dictadura militar.
En la actualidad es frecuente que cuando un menor comete un acto delictivo, inmediatamente se habla de "menor infractor". Para referirse a cualquier otra persona que cometa un delito los términos "delincuente", "mal viviente" o "reincidente" si ya tenía antecedentes policiales previos.
Sin embargo, cuando la justicia prueba que quienes cometieron delitos son militares que tuvieron puestos relevantes en la última dictadura, los medios evitan el término delincuente (que se aplica con toda lógica), para referirse a ellos con sus grados militares (que los pierden una vez juzgados).
Es más, hasta no hace mucho tiempo, se referían al DICTADOR Gregorio Álvarez como el "Presidente de Facto" o el "General", y a la dictadura como el "PERÍODO DE FACTO".
Así, se va generando en la sociedad la idea de que los únicos delitos que califican como tales son aquellos contra la propiedad privada (la casa, el auto, la vidriera) y cuando hablamos de delitos de lesa humanidad sólo son válidos si no nos tocan de cerca.
El holocausto de los judíos y el genocidio de los armenios valen, no así los desaparecidos uruguayos para los cuales hay que "dar vuelta la página" y "todos vivieron felices"

2 comentarios:

  1. Tenes razón referente al tema de nuestros desaparecidos. En lo que si discrepo en que se pretenda dar vuelta la página y vivieron felizes. Lo que estaría muy bueno es que una vez por todas aprendamos (en este caso que hagamos un estúpido paralelismo con el Medio Oriente - digo estúpido pues ahí ha muerto muchísima gente, y por el solo hecho de haber nacido donde a Israel no le convenga) de lo que les ha sucedido a otros pueblos. El solo hecho de ponerse en lugar del otro y darnos cuenta de que somos todos un mismo pais. No debemos dejarnos llevar ni por la prensa, de las cuales hay de varios colores ni por los gobiernos de turno. Lo que está mal, lo está con cualquier prensa o presidente.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Creo que ya todos sabemos quien es el que contornea con las situaciones y quien no.
    En el caso de Palestina, es totalmente lastimoso en las condiciones en que tienen que "vivir" (es un decir), mientras los usurpadores de tierras que los judios le llaman: colonos (de colonos no tienen nada) siguen robando tierras vecinas bajo el eslogan de que se los prometio Dios. Yo me pregunto: que Dios pudo haber prometido eso en estas condiociones tan satánicas. Por favor...!!!
    En cuanto a dar vuelta la hoja, cabe el mismo ejemplo, asesinos enmascarados de militares de facto... Es la misma historia, y OHHH casualidad.... quien está atras no serán los mismos????

    ResponderEliminar

manos sobre manos