martes, 19 de junio de 2007

LOS PASOS DE PABLO


En la noche de ayer se fue Pablo Estramín. Venía desde hace unos meses luchando con el cáncer (que él adjudicaba a su vicio por el tabaco).
No soy yo un admirador de la música de Pablo, sus canciones siempre (o casi siempre) me resultaron sensibleras y en general me aburren. Sin embargo eso no me impide reconocer a un cantante que mostraba un profundísimo compromiso social y que en los últimos tiempos hizo gala de una entereza brutal para enfrentar el cáncer. Es más, cuando los medios en general usaban el eufemismo de "enfermedad terminal", él prefirió dar la cara y llamar al cáncer por su nombre.
Salud Pablo, por la fuerza mostrada en todo momento. Andá a la eternidad (que es ahí nomás, a la vuelta de la esquina), calmá al Darno que todavía debe estar bajoneado extrañando su Montevideo y cantate una con Alfredo.
Y si ves a un tal John Lennon, decile que todavía se le extraña salado

1 comentario:

  1. Un cantante con mucho sentimiento. Muy de su patria. A me me gustaba mucho. Lamento como todo el páis su pérdida.
    Muy buenos tus comentarios
    Saludos.

    ResponderEliminar

manos sobre manos